- Entre Caníbales -

Este 20 de Mayo pasado se estrenó por Telefe "Entre Caníbales", la nueva serie de Juan José Campanella, ganador en el año 2010 del premio Oscar por “El secreto de sus ojos” como mejor película de habla no inglesa.
Entre Caníbales tiene como personaje central a Ariana (Natalia Oreiro), una mujer que veinte años atrás fue violada por un grupo de cuatro amigos, entre ellos Rafael Valmora (Joaquín Furriel), que hoy en día ocupan cargos políticos. Cuento conocidoAriana vuelve en busca de venganza. En el medio se encontrará con diferentes obstáculos para lograr su objetivo, entre ellos la esperanza y el amor en Agustín Larralde (Benjamín Vicuña), quien posee un cargo de poca importancia, pero que entre medio de la corrupción, lleva a cabo con extrema honradez.
Tenemos el trío perfecto. El malo, la vengadora y el bueno. ¿Cómo hacer entonces que una historia predecible logre destacarse?
Tal y como se mencionó anteriormente, el elenco ya de por sí resulta interesante. Yendo de menor a mayor impacto, empezaría por Benjamín Vicuña, con ese personaje poco creíble de político con compromiso social que jamás le robaría un beso a una chica y no iría a segunda base, por principios personales. Así y todo, su sonrisa siempre todo lo puede y termina realmente por conquistarte. La tarea de todo verdadero galán. Ni hablar de su tonada sexy, un plus que ganó sencillamente por origen.
Seguimos claramente con Natalia Oreiro. Resulta difícil determinar si es la actriz adecuada para interpretar este papel. Por momentos resulta convincente y por momentos poco creíble, factor que sorprendentemente le juega a favor. Su personaje intenta vengar las injusticias que le fueron cometidas, desde el lado de una aparente y falsa inocencia. Esto le permite una versatilidad sobreactuada que inevitablemente a su protagónico le sienta bien. Un poco a veces más, otro poco a veces menos.
Finalmente, Furriel aparece para llevarse todas las escenas. Ya con aquel Marcos Lombardo en Montecristo, supo demostrar que los papeles de villanos contemporáneos calzan perfectamente en sus zapatos. En este caso, interpretando a un intendente que se postula a la presidencia de La Nación, se adentra en el personaje de manera tal que uno olvida al actor y pasa a odiar al político inescrupuloso y ambicioso que caracteriza.
¿Respecto al guión? Diez puntos y medio. 
De la mano de Juan José Campanella, Gustavo Belatti y Emanuel Diez, logran volverlo envolvente y abundante en sarcasmo inteligente, dándole un dinamismo supremo.
Entre Caníbales tiene una calidad de imagen excelente. Los planos se destacan tanto por su originalidad como por su creatividad, pese a que veo como contra exprimir los recursos hasta quemarlos, tales como el uso de cámara escorzada y la constante cámara en mano que por momentos llega a volverse incómoda. Así y todo, se percibe el trabajo previamente ordenado y organizado.
Una contra a destacar es lo parecida y fácilmente asociable que es la apertura del programa a la de Daredevil, la nueva serie de Netflix. Imposible no relacionarlas. Punto negativo para Campanella.
Como buena amante del gran Gustavo Cerati, y teniendo una de sus frases tatuadas bajo mi piel, debo decir que la musicalización es estupenda. Algunas canciones originales y otras adaptadas y con diversas versiones. Prolijamente todo pensado teniendo en cuenta que la serie le debe su nombre a una canción incluida en el disco “Canción Animal” de Soda Stereo.
Entre Caníbales se emite de Lunes a Jueves a las 23 Hs. por la pantalla de Telefe, aunque a su vez tienen una plataforma para los celulares llamada “Mi Telefe” que permite ver el canal en vivo en HD (aclaro que esto tiene unos segundos de retraso). También es posible verlo por la misma plataforma al día siguiente, cuando son cargados los capítulos.
Querido Campanella, usted sí que sabe comprarme por todos lados.
Asumir la derrota de convertirme en una fiel televidente después de años sin lograrlo, definitivamente 
                                                                         es mi pie para retirarme.

0 comentarios:

Publicar un comentario